22/6/12

Control no te vayas de mí

Por donde empiezo.
No sé.
Ayer fue un día que borraría de mi memoria.

El almuerzo fue un desastre. Trate de no llegar con hambre. Comí una manzana y tome mucha agua. Pero cuando llegué era demasiada tentación. Hice un cálculo de las calorías que entraron a mi cuerpo y quería esconderme. No fue un atracón, comí despacio y pensándolo. Pero mi cuerpo me pedía más y más. Después me sentí tan llena. Como hacía mucho que no me sentía. Como si estuviera a punto de explotar.
A medida que pasaba el día iba pensando en cosas para hacer para superar eso.
Averigüé el lugar donde teníamos que ir a la noche. La carta tenía todo, absolutamente todo, con grasas, cremas, etc. No había forma. Empecé a ver todo negro. Decidí simplemente que no iba a ir.
No estoy conforme con mi decisión. Si bien no iba a ir nadie de las personas con la que podía llegar a tener una conversación, creo que mi decisión de no ir fue más tomada por mi obsesión a engordar que por otra cosa.

Llegué a casa con la teoría de que se había acabado la comida para mí por ese día. Pero cuando uno come -sobre todo hidratos- es como si el cuerpo le pidiera más y más comida. Estaba con un hambre que me moría. Merendé bien. Una merienda sana que me hiciera aguantar. Y después nos fuimos a la cama a dormir un rato. Por mi cabeza solo pasaba la comida. No me la podía sacar de mi cabeza. Por suerte solo comí un poco de queso y nada más. Toda la noche me sentí como una gorda.

Creo que si cuento todas las calorías del día - si bien son más de las que estoy acostumbrada - no es que fueran 4000 millones. Pero creo que el tormento pasa más por haber perdido el control de la situación, por sentir que me ganaba la comida. Hoy tengo una sensación de angustia terrible. Me siento gorda. Hinchada. Fea. Tengo miedo -de nuevo- con lo que pueda pasar este fin de semana.

Creo que esto es así. Somos felices mientras tenemos el control de todo. Un día que ya no y nos agarra desesperación. Voy a tratar de tomármelo con toda la calma del mundo. Vivir este fin de semana de forma normal.

Gracias por todos los comentarios chicas ♥ son hermosas.

7 comentarios:

Adriana dijo...

ay te habia comentado y se me borro que rabia!!!

en fin, que yo no he logrado encontrar otra obsesion mas gratificante que adelgazar, excepto el yoga quizas, y es poruqe tambien adelgaza.

besos!

Seda-Kat dijo...

Descontrolar un poco un dia no significa q hayas perdido el control nena, esos momentos son normales. Tienes a tu cuerpo acostumbrado a comer muy poco y de vez eb cuando te pide calorias a tope... es por supervivencia. Pero seguro q la teoria te la sabes mejor q yo, no te voy a rallar con eso.
Q no te prepocupes y q te animes, un abrazo fuerte!

Danii Chi dijo...

Ayer me paso exactamente lo mismo... Un cumpleaños comida comida y comida muuuuuuucho dulce, tortas, dulce de leche todo, todo! Y comí mucho, no fue un atracón, comía mientras sentía una angustia horrible con cada mordisco, y aun así no podía parar..
Pero bueno, fue un dia nada mas, nosotras podemos, a no decaer!
Te sigo :) besos enormes

Cami - A secret that hurts dijo...

Es la peor sensación del mundo.
Pero aunque el almuerzo no haya sido el de una anorexica ejemplar, la merienda y el resto de las cosas que comiste no debieron tener muchas calorías.
No te mortifiques tanto, lo hiciste bien.
Suerte el finde, un beso♥

hollow circus♥ dijo...

Prinn su se puede recuerda nosotras estamos aqui para apoyarte yo te apoyo en todo un besote

aym dijo...

La misma obesion que tengo yo.

Princesa Violeta dijo...

Animo linda todas tenemos un mal dia y no por eso tiramos la toalla.
Un beso

 

Let me in Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger